jueves, 14 de mayo de 2009

LUTO POR UN GENIO CON ÁNGEL

El pasado 13 de marzo, tuve el inmenso placer de asistir (¡por primera vez en mi vida!) a un concierto de Antonio Vega en La Unión (Murcia). Íbamos Alex, mi cuñado y Antonio J., mi hijo.
Antonio estuvo, íntimo y genial. Nos regaló un hermoso repertorio de viejas y nuevas canciones que nos hicieron elevarnos por encima del nivel de los sueños. Y nos regalo, más tarde, la paciencia de unas fotos con él, sus amables palabras y su mirada que nunca olvidaré. Así se nos fue aquella fecha que clavé con chincheta azul, líneas en el mar, en el rincón más puro de mi memoria. Como se nos fue Antonio, hace dos días, casi sin darnos cuenta. Creyendo que ganaría una nueva batalla en su lucha de gigantes.
Es verdad que apenas sí le conocía en el trato personal (tan breve llega a ser la eternidad de unos minutos), pero, al igual que tantos, me hice más persona escuchando su música y sus canciones. De ahí que, tela de tristeza bajo el icono de su imagen, decida visualizar aquí estos versos de circunstancia, como quien se deja llevar a un lugar perdido

2 comentarios:

José Alfonso dijo...

Un bello homenaje, Antonio. Yo tengo varios discos de antonio Vega, siempre me gustó, la verdad es que ha sido una gran perdida...

Jesús Aparicio González dijo...

Estimado poeta:

Compartimos presencia en la antología que está coordinando José María Herranz y deseo ofrecerle mi amistad.
Mi último libro de poemas publicado, en Ediciones Vitruvio, es LAS CUARTILLAS DE UN NÁUFRAGO, Si lo desea puedo enviarle archivo del libro a la dirección de correo electrónico que me indique, para que conozca mi poesía.

También si lo desea puede entrar en mi blog
http://jesusapariciogonzalez.blogspot.com/
Un abrazo